Puntos basicos en la fotografia de boda.

Puntos basicos en la fotografia de boda.

Pareciera fácil pero tiene un grado de dificultad como clavado de olimpiada organizar los preparativos para una boda, desde el más pequeño detalle floral de la iglesia hasta la compleja logística lunamielera. Por muy ordenada y administrada que seas, la orquestación nupcial requiere confiar en las manos expertas de quienes conforman la organización de tu boda.

Claro que es un punto inobjetable el tema del presupuesto destinado para cada rubro y es por ello que cada peso deberá ser tan valioso como cada minuto vivido en esa gran fecha. Pero también es importante tener en mente que si se le destinan tres pesos al pastel pues tendrás un pastel de tres pesos, dos pesos a la música pues sonará música de dos pesos. Es una regla de reciprocidad nada compleja ¿no crees?

Pero aboquémonos en primera instancia en una de las partes más significativas y memorables de la boda, tu boda: la fotografía. Son tantos y tantos los momentos vividos ese día, que no te darías cuenta de muchos instantes si no quedara un registro de todos ellos y el buen fotógrafo es quien se encarga de hacerlo.

Así que te propongo revisemos algunos puntos importantes para que las fotografías de tu enlace sean el relato más bello:

No es el fotógrafoes tu fotógrafo.

Aunque él es quien lleva la coordinación total de las tomas, no dudes en hacerle saber alguna idea que tengas en mente, él sabrá canalizarla, si es viable o no, todo por el bien de la fotografía. El es tu aliado, casi un cómplice y la buena comunicación es vital.

Lo barato sale caro.

Y en fotografía de boda se paga muy caro el precio de no contar con un profesional. Te encontrarás con fotógrafos que te ofrezcan paquetes con cientos y cientos de fotos pero que no tienen esa carga emotiva que busque transmitir una historia, tu historia, que sólo un buen fotógrafo puede lograr. Cuando estés en busca de tu fotógrafo, revisa muy bien su portafolio gráfico, no sus paquetes de promoción.

El antes, el durante y el después.

Ya sea que hayas contratado a tu fotógrafo desde una sesión preboda (novios), la del evento en sí, sólo un trash the dress o todo junto (que es algo padrísimo de hacer con un mismo fotógrafo), la planificación de cada etapa es sumamente importante para que todo marche a un mismo ritmo y los resultados sean fabulosos. 

El fotógrafo es un autor, no un reproductor.

Cada profesional del lente tiene una especial forma de ver y plasmar en imágenes lo que le sucede frente a su cámara. Si te gusta el estilo de cierto fotógrafo, contrata a ese fotógrafo, pero no intentes contratar a otro y le pidas que haga lo mismo que tal o cual, ya que los resultados no serán los mismos y por una sencilla razón: el corazón, los ojos y la mente del fotógrafo son únicos.

Aún quedan más puntos por desglosar pero por el momento revisa estos con tu pareja antes de tomar cualquier decisión y recuerda que

“La fotografía es a la memoria, lo que los latidos al corazón: vitales para la vida”.

 Christian Godoy

¿Que te pareció este artículo?, déjanos un comentario: